La playa salvaje por la que los gallegos sienten devoción es…